Venom: Carnage Liberado, otra inconexa historia del simbionte

Contra todo pronósitco, Sony sacó una nueva película más del simbionte a finales del año pasado. En relación a su predecesora, logra ser un poco mejor, pero sigue sin estar a la altura de una película relativamente decente.

No quiero hablar acerca de que “uuy Venom debió ser villano”, “Venom no puede estar sin Spiderman” o “Ustedes no saben nada de cómics si Venom es gracioso en sus historias”. Nop, solo hablar con lo relacionado a la película, y el porqué yo la encuentro mediocre.

No es muy difícil entusiasmarme con una película. Generalmente ni hateo nada, con decirte que me gustó la Liga de la Justicia es suficiente para que veas que no pido mucho en una adaptación superheróica, sin embargo Venom colma un poco mi paciencia. La primera entrega de mi simbionte favorito se transformó en la única película de la cual salí molesto del cine, y aquí voy con mi reseña de la segunda.

Venom 2 trata de la pelea entre Venom y Carnage. Una trama sencilla, similar a la anterior, pero ahora el mundo no es el que está en juego, sino que es un combate a muerte porque solo uno de los dos puede vivir, de ganar Carnage sería el regente del mundo, de hacerlo Venom todo volvería a la normalidad. A mí, personalmente, me gusta mucho la personalidad de Venom, y no puedo negar que me reí un par de veces, sin embargo, abusan de un humor bastante básico.

La entrega no es dinámica sino hasta que Carnage se manifiesta, y de ahí, pelea final rápido para que se termine esta película. Siento que es una entrega echa sin cariño, por cumplir, por decir, miren tenemos a Venom y si quieren incluirlo por mucho más tiempo en el MCU, paguen. Como que drenaron a Venom de su esencia inicial, y lo convirtieron en un personaje completamente nuevo en la pantalla.

La película en general es muy simple, relativamente entretenida, con buenos efectos y un buen Venom mientras combate. También me gustó mucho el aspecto de Carnage. No cabe duda de que es mejor que la primera, porque si bien tiene algunos vacíos argumentales a los cuales les faltó una explicación más como la transformación de Cletus en Carnage. Sin embargo, sus personajes, con excepción de Venom y Eddie, siguen siendo demasiado planos, esto nos habla de una mala dirección, ya que Woody Harrelson y Tom Hardy son muy buenos actores.

Venom no deja de ser una entrega que pudo ser demasiado buena, mucho mejor de lo que fue, pero terminaron por hacer dos productos sin cariño, pareciera que las quisieron sacar a la rápida, ya que no se ve mucho esfuerzo en trama y guión y pasan a ser dos películas que no trascienden para nada, completa y absolutamente olvidables. No me malinterpreten, no me desagrada por completo este Venom… pero las tramas, los guiones, siguen sin hacerme conectar con el personaje.

Nota: 4.5