Morbius: Un potencial mal aprovechado

Pudo ser más oscura, pudo tener tintes de terror, mal que mal Morbius es una especie de vampiro, y aparte es un villano. Pudo incluir referencias a Spiderman, o alguno de los 3 Spidermans del UCM. Pudo ser un poco mejor dirigida y tener una mejor sensación de linealidad con flashbacks que no estuvieron muy bien ejecutados… Pudo, pero no. La entrega de Morbius no gustó mucho, y quedó en el pudo ser mejor…

Michael Morbius es un doctor especializado en tratamientos de enfermedades raras, ya que él mismo posee una extraña enfermedad degenerativa. Michael, cuando niño, se hace amigo de Loxias Crown, otro chico con problemas muy similares a él, y siguen en contacto hasta que crecen.

La película nos sitúa poco antes de que Michael logre dar con una especie de cura para su condición, el problema es que esta cura, si bien todo resultados excepcionales, va a costa de algo que está contra la ética de Morbius, que es el tomar sangre roja (humana), lo que significaría, asesinar seres humanos.

La película es mucho mejor que Venom, debo decirlo, su nivel de inconexión no está a la altura de esa entrega, pero sí tiene momentos que te desconectan un poco, con escenas sin mucha coherencia. Los flashbacks no están tan bien introducidos lo cuál te hace perderte por momentos en el tiempo en el que se desarrolla la entrega, y así navega por los 108 minutos de metraje.

A nivel personal, me agradó bastante su banda sonora, al igual que los efectos visuales. Personalmente no me molestó esa estela que representaba los poderes de Morbius, y que esta estela tomara los colores del atuendo del personaje. Sin embargo, si hay cosas que te dejan como “what”, como por ejemplo la escena de la prisión, en donde Loxias Crown va a hablar con Michael, no tiene ningún tipo de sentido en cuanto a la coherencia de la entrega.

Lamentablemente, las muertes de esta película tampoco se sienten. Ni las que debiesen impactar, ni las muertes por el beneficio de la trama, esto porque tampoco hubo mucha profundidad en el resto de personajes, mismo motivo por el cual el antagonista tampoco impacta. Ya que la entrega solo se centra en Michael Morbius, pero casi a nivel personal, ni si quiera nos genera un apego a su entorno.

Viéndole el lado positivo a la película, Morbius no termina por ser un héroe en esta entrega, solo está combatiendo al villano que tampoco termina por ser un villano realmente. Solo son dos personas que no están de acuerdo con los métodos del otro. Y al ser la primera entrega, pudo ser algo más soft, preparándonos para una transformación total de Morbius en este despiadado personaje que debería aterrorizar las calles de su ciudad.

Con respecto a la escena post-créditos, si bien es interesante y uno queda con ganas de que va a pasar, tampoco tiene sentido según lo que el propio Marvel ha querido construir… Entonces, no sé que irá a pasar con esta interesante alianza, y tampoco sé en qué universo se está desarrollando… Pero bueno, imagino que esa explicación la dejarán para otras películas.

Nota: 6.5