Esta obra de _ y Mignola, es un Elsworld del murciélago de ciudad Gótica. Básicamente, cuenta una historia que no es canon, y que puede poner al personaje en otra ubicación geográfica, o darle otros matices. Vamos al análisis.

Gotham By Gaslight se ambienta a fines de 1800, llevándonos al tiempo mismo en dónde Jack el Destripador estaba vigente, y cometiendo sus atrocidades no solo en Inglaterra, sino que llevándolas a Gotham.

Esta historia autoconclusiva goza de un buen guión y un ameno dibujo, que hacen disfrutable el relato a medida que va avanzando. Podemos ver a un naciente Batman, enfrentando a un consolidado Jack, en un duelo detectivesco que en realidad se agradece.

La historia no deja lugar a dudas, e incluso, abre la puerta a más historias de este Batman victoriano, ya que su duelo ante el Destripador, es una de sus primeras batallas con el traje, algo así como Batman Año 1, es más, Gordon finaliza la historia con una frase similar, y hay una referencia interesante al Joker.

En relación al dibujo, hay tintes que te hacen sentir que estás a finales de 1800. Como son las locaciones, las sombras, las luces, se siente totalmente acorde a la época que quieren ilustrar.

El formato del cómic fue el de Unlimited, lo compré en oferta, junto con el Elseworld de “El Clavo”. La historia completa está solo en un tomo, que cumple bastante las expectativas.

Leálo, disfrute, y luego pásese a su película animada, que se estrenó el año pasado (2019).

Nota: 7.5