The Flash – Season 8:
¿Por qué sigo viendo esto?

La octava temporada del velocista escarlata finalizó a fines del mes de junio del 2022. Me sorprende como Supergirl, Legends of Tomorrow e incluso Batwoman, hayan sido suspendidas pero Flash siga en pie para una temporada más. El nivel en cuanto a guión es precario, la historia no prende, entonces ¿por qué sigo con esto?

La más reciente entrega de Flash nos introduce de inmediato a una especie de ‘evento Crossover’ de cinco episodios llamado “Armagedón”. Lo cierto es que no parte mal, pero se hace excesivamente largo para cinco episodios, pero marca la vuelta de Reverse Flash, que de alguna forma levanta un poquito la serie en relación a la pasada temporada. Sin embargo, no alcanza, ni de cerca, para acercarse a los niveles de las primeras entregas de Flash.

Una vez terminado Armagedón nos encontramos con una enfermedad de Iris, que tiene estrecha relación con el espacio tiempo. Yo desconozco si se quiso adaptar alguna historia de las nuevas, como las de las fuerzas de la temporada anterior, pero no sé por qué siguen utilizando el recurso de Iris cuando no ha funcionado en las últimas 4 temporadas. El arco que me pareció interesante fue el de Deathstorm, pero también finaliza de forma insípida para dar lugar a los últimos capítulos en donde vemos a nuestro héroe luchando por rescatar a Iris junto a sus hijos del futuro. El final se siente igual que el resto de la temporada, insípido, con poca frescura y sin ser tan emotivo como otros finales de temporadas peores que esta.

¿Aspectos positivos? Pocos, aunque me gustó lo bad ass que es Barry Allen en esta temporada, llegando a un poder superlativo. Me gusta ver a Iris en su diario, me gusta que se vea como una mujer fuerte dentro del medio y que haya crecido tanto. Me agrada bastante Allegra y Chester, y la química que genera, y como no, amo mucho a Impulse y XS, me gusta cada aparición de ellos en pantalla, y valoro mucho la reinclusión de Jay Garrick en algunos episodios, y finalmente es por esto que sigo viendo la serie, porque me  gustan los personajes que aparecen. Me gustan sus actuaciones y me da mucha pena que no se les puedan sacar buenas historias por culpa de cómo está escrita la serie.

Siento que en The Flash se agotaron muy rápido algunas ideas y se sobreexplotaron mal algunos personajes, como el caso de Eobard Thawne. Creo que la primera entrega bastaba para hablar de un velocista malvado, y no cargarse a tres de una en tres temporadas seguidas. Hubiera sido ideal guardar alguno para más adelante si pensaban seguir con una serie tan larga. Creo que las historias de las fuerzas que tuvimos en la temporada anterior y que se siguió expandiendo en esta no pegó ni juntó y espero de todo corazón que la siguiente y probablemente última entrega de The Flash termine como se merece un héroe de este calibre, y que hagan un último esfuerzo.

Punto aparte el pésimo cierre al arco de John Diggle con el anillo de Linterna Verde… ay mi Dios… Ah, se me olvidaba, un aspecto muy positivo. El nuevo traje de The Flash con sus botas amarillas… uuffffffff.

Nota: 6,2