Luca (2021)

La película dirigida por Enrico Casarosa llegó en junio, justamente para el mes del “Pride”. La historia es una gran metáfora de una relación homosexual, contada para niños, pero con guiños claros que evidencian esta temática. Una linda historia, que ojalá se pueda reflejar en la sociedad actual, sociedad que sigue estando muy atrasada en estas materias.

Luca es un pequeño “monstruo marino” que vive cerca de una caleta italiana. En esta localidad se habían avistado en el pasado muchos monstruos marinos, lo que había provocado en el lugar un folclore alrededor de ellos, buscando cazarlos para mantener sus mares limpios. Por otro lado, estos “monstruos marinos” no tenían nada malo, eran inofensivos, pero los humanos no lo sabían, y aparte, esta especie tenía la capacidad de transformarse en humanos cuando estaban secos, y cuando se mojaban volvían a ser monstruos marinos. En este contexto está Luca, un pequeño monstruo marino que quería explorar el mundo exterior. Acompañado de Alberto, logra dar ese paso y conocer el mundo que no era tan malo como le dijeron.

Pixar lo hizo de nuevo. Otra historia emotiva, que evidencia una realidad en su mensaje final. Funciona de buena forma, sin embargo, dentro de Luca hay varios problemas en cuanto al guión y la concordancia de la historia que se nos quiere contar.

Dentro de todo, la resolución de problemas es demasiado rápida, sencilla y fácil, incluso para Disney Pixar. El final de la película se siente demasiado acelerado y muy forzado para generar ese final feliz que funciona para la audiencia, pero no deja de estar cojo en cuanto a guión.

El peligro que trata de mostrar la entrega, como Luca siendo condenado a estar en el fondo del mar por desobedecer a los padres, o incluso un ataque a estos monstruos marinos, nunca se siente real, y, es más, su resolución es súper rápida y simplista. Por otro lado, el gran antagonista en ningún momento se siente peligroso, si bien, creo que quisieron hacerlo ver imbécil para reflejar como se ven las personas que se burlan de lo distinto, no deja de ser un personaje absolutamente intrascendente.

El resto de personajes encanta. Ya sea por su diseño y diálogos, Luca y Alberto destacan de buena forma, por otro lado, me gustó demasiado el mensaje que mostraron el padre de Giulia y la propia Gulia. Destacan mucho con su personalidad y su forma de tratar a estos monstruo marino/humanoides.

Luca logra salir a flote gracias a su excelente calidad en animación, siendo las transformaciones entre monstruo marino y humano, algo hermoso de ver. El agua, el diseño de personajes y las escenas de acción son un deleite visual.

El mensaje, si bien reiterativo (visto en Rataoutille, un ratón que quiere salir al mundo humano y cocinar, y su padre que se lo prohíbe porque lo van a asesinar y nunca será aceptado. También en Coco, un chico que quiere explorar el mundo musical, pero que su familia no se lo permite porque tiene un trauma con la música y dice que todos los músicos son malos y que le hará mal a él), funciona bien y fue muy bien recibido por la audiencia, y personalmente me gustó bastante.

Datos:

Esta sección llega a nosotros gracias al aporte de Alice The Quinn:

  • Luca es la primera película ambientada en Italia desde Pinocho en 1940.
  • Enrico Casarosa fue nominado a un premio Oscar por su corto animado La Luna.
  • Porto Rosso, es una ciudad ficticia inspirada en la localidad italiana de Cinque Terre. Compuesta de 5 pueblos que aún conservan su fachada histórica en la Riviera italiana.
  • El personaje de Alberto está basado en el mejor amigo de la infancia de el director Enrico Casarosa, también llamado Alberto.
  • En en la película se puede ver a dos hombres jugando un juego de Scopa. Un juego de cartas tradicional italiano muy similar al juego “UNO”.
  • Según el director la película está ambientada a finales de los 50s.
  • Para la creación de los monstruos marinos se usaron como inspiración ilustraciones medievales de la “Carta Marina” un mapa del renacimiento de 1539.
  • Además de las esculturas e iconografía representadas en la arquitectura italiana.
  • La forma de nadar de los monstruos marinos está inspirado en las iguanas semi acuáticas.
  • Luca tiene 3436 escamas en todo su cuerpo al transformarse en monstruo marino.
  • El director presto su voz para dos personajes en la película. El hombre que juega cartas y grita “Scopa” y el pescador que dice “¿Que te pasa? Estúpido?”
  • Todas las voces de los niños de fondo fueron grabadas en Italia.
  • Todas las grabaciones de voces fueron realizadas por los mismos actores desde sus casas. Con instrumentación especial y algunos dentro de un closet por temas de acústica.
  • El clásico auto de Pixar de pizza planeta aparece en la película pero como un modelo Piaggio Ape, una clásica camioneta italiana de tres ruedas.
  • Enrico Casarosa define a Luca como una película sobre aceptación, crecimiento e amistades que transforman vidas. Los monstruos marinos son una metáfora de sentirse diferente o excluido con miedo a que nadie los acepte como realmente son.

Lamentablemente no trasciende, pero Pixar logró que funcionara y fuera bien aceptada, con una fórmula marcada, precisa y que es aceptada de buena forma por la audiencia en general. Se le debe exigir más a Pixar para ser más atrevido y abierto con las temáticas LGBT+, y que merecen tener una buena película con un mejor desarrollo de trama.

Nota: 7.0