Superman: Cuatro Estaciones (1998)

Que bella historia se mandaron Jeph Loeb, en el guión, y Tim Sale, en los dibujos. No cabe duda de que debe ser uno de las mejores historias de Superman, con un estilo único, un dibujo fascinante y una historia emotiva.

La historia relata las primeras escaramuzas de Superman, previo a su partida de Smallville, y su llegada a Metrópolis. La historia es contada por cuatro personas distintas, como un relato en estilo “carta” por así decirlo, que se contrapone a los diálogos de la historia. Cada uno de los personajes que cuenta un aspecto de la vida de Superman es un ser muy cercano a él, y al ser cuatro, también tiene mucho que ver con la estación que es muy bien representada en el dibujo.

La primavera para Jonathan Kent, el verano para Lois Lane, el otoño para Lex Luthor y el invierno para Lana Lang. Así se divide la historia que nos cuenta en las viñetas un relato continuó.

Un estilo muy particular y ejecutado de muy buena forma por Jeph Loeb, que humaniza en gran manera al Hombre de Acero, y que le saca a relucir lo mejor de sí. Por otro lado, Tim Sale posee un estilo de dibujo muy hermoso. No conozco mucho de este arte, pero sus trazos y los colores me encantaron (cuando en un principio había pirado a huevo la portada).

La historia la compré en la ya fallecida Unlimited Comics, venían cuatro tomos, en los que cada uno contenía un número del arco. No cabe duda de que es una tremenda historia, y merece ser leída por los fanáticos de los cómics.

Nota: 9.0