Planeta de Agostini 10°
La caída del murciélago

El gran evento de Batman inicia en este tomo. Si bien, entre sus páginas, tiene un número de “La Venganza de Bane“, el resto es el puntapié inicial a este magno evento, que parte con la fuga de Arkham.

Bane trama un increíble plan para quebrar al murciélago de forma física, psicológica y emocional. El primer paso es desgastarlo, y para eso organiza una fuga de Arkham. Los más grandes criminales en la historia de Gotham caminan libres por las calles, todos juntos, conformando el caos. En esta historia los primeros en actuar son Sombrerero Loco, controlando a Maníaco del Cine y a otros delincuentes de poca monta, y a Ventrílocuo, que inicia su búsqueda de Scarface y además se alía con Amígdala.

Los pasajes de esta historia son bastante entretenidos y dinámicos. Es genial ver con tanta frecuencia a nuevos villanos del murciélago, algunos olvidados, y como cada uno presenta alguna dificultad para Batman, esto se ve aumentando porque se siente realmente que Batman está cansado, que no ha dormido bien, que está estresado, y se le ve disminuido tanto física como psicológicamente.

El Robin que está operando es Tim Drake, y de momento, junto con Jim Gordon, Harvey Bullock y René Montoya, son los únicos aleados de Batman en esta cruzada por devolver a todos los criminales a Arkham.

El dibujo es de los clásicos del murciélago y demuestran bien los cambios de escenarios que tenemos en la historia. El estilo es rápido y simple, con viñetas que evidencian demasiado el cansancio de Batman. Jim Amparo estuvo perfecto en esta ocasión. Por otro lado, Dough Moench se luce con su guión fresco y ágil, que guía muy bien la historia, y te dan ganas de seguir leyendo más y más.

Este es el primero de seis tomos que alberga “La Caída del Murciélago” en la saga Planeta de Agostini.

Nota: 7.3