En las escenas finales de Avatar: La Leyenda de Aang, lo que más quería saber era el arco relacionado con Zuko, cuando va donde Ozai y le pregunta donde está su madre. Finalmente llega la historia en la que nos enteramos de todo. Súper lágrimas, eso es lo que puedo decir. 

HOLY SHIT! Esta novela gráfica es tremenda. Publicada el 20 de marzo del 2013, consta de tres partes (igual que su predecesora “La Promesa”), de unas 75 páginas cada una. Da la curiosidad que esta novela quería estrenarse como capítulo extendido de 90 minutos, pero Nickelodeon dijo que no, y decidieron ampliar La Leyenda de Korra, así que por eso derivó en el mundo escrito.

Esto fue un acierto, ya que la historia es precisa y maravillosa. Zuko sigue extendiendo su redención y cierra prácticamente su arco de forma magistral, otorgándole el título de redención al primer antagonista de la serie. Otra personaje relevante de la historia es Azula, la terrible, despiadada y demente Azula, en la que, en cierta forma, generamos cierta empatía en esta novela.

Aang, Katara y Sokka completan la tripulación a bordo de Appa, que inicia “La Búsqueda” de la madre del Señor del Fuego. Nos enteramos de su pasado y su presente. Hay referencias a algunos episodios de la serie, e insisto con esto, leer escuchando el soundrack es otra cosa.

La Búsqueda es una historia muy bien escrita, que sigue la línea de todos los personajes, que sigue explorando más y más sus motivaciones y la forma de pensar de ellos. Me encantó, la gocé y me emocioné mucho leyéndola, sin duda, mi historia favorita de Avatar, de uno de los personajes que más detestaba en la serie.

Nota: 8.2