Bombástico

Las bombas, una mala moda que podríamos calificar como terrorista, inició en Santiago en Julio de este año, (2014 por si leen esto en algún otro momento) yo estaba en Arica, en vacaciones de invierno junto con la familia. Yo no tenía idea de lo que pasaba en la capital, lugar en el que vivo por motivos de estudios, pero es que en vacaciones me desconecto de todo. De repente, a días de viajar, vi una publicación de un compañero, a cerca de mochilas o bolsos abandonados, me causó curiosidad y le pregunté, para mi sorpresa, se trata de bombas, que habían estado detonando regularmente en Santiago, los lugares escogidos eran de poca afluencia de público, quizá era a modo de protesta. Sin título

Ayer fue el último “bombazo” en Escuela Militar, en el subcentro de la estación de la línea 1. El saldo fue de 14 heridos, tres de gravedad, dos con fracturas y uno que la amputación de uno de sus dedos. El incidente fue alrededor de las 14:00 horas, justamente a hora de colación, en donde había una gran afluencia de público.

#Bombazo fue tendencia en las redes sociales, en especial en Twitter:

Los “twits” eran de apoyo a los afectados e ironías entre lo más destacado.

foto_0000002420140908142702Cooperativa informó con un minuto a minuto en su página web, el sitio on-line de 24 Horas subió un vídeo con los minutos que siguieron luego del “bombazo”, emol lanzó una infografía de la explosión. Chilevisión lanzó una historia humana, de una esposa que no ha podido ver a su marido desde el fatídico evento. Ya la policía está dando con los posibles culpables, se presume que son dos personas que iban en una Chevrolet, así lo informa la Nación.

La prensa internacional relacionó el hecho con la proximidad al 41ª aniversario del golpe de estado en Chile.

El acto terrorista, como dice su nombre, quiere infundir pánico en la gente y eso se está gestando en los santiaguinos. Una bolsa o maletín, o cualquier cosa que esté abandonada ya es motivo de “bomba”, inclusive, una de las medidas implementadas por las autoridades es: sacar los basureros o taparlos, para evitar cualquier “bomba” que pueda ser depositada allí.

La verdad, no sé cual es el fin de esta manifestación, dañar a los mismos ciudadanos, que no tienen culpa de nada y retrasar sus viajes al trabajo, poniendo en riesgo la integridad física. El motivo aun no está claro para nadie, y en lo personal, yo lo rechazo, no es la forma de manifestar algo, si eso es lo que se quiere lograr. La psicosis colectiva se está instalando en Santiago y a muchas personas ya le está dando pánico subirse al metro.